Tipos de llave de paso

Las llaves de paso son un “solucionador” de problemas cuando se producen averías en la red de aguas, ya que permiten independencia en los sistemas de agua. Es por eso que cada estancia sanitaria (cuarto de baño, cocina y aseo si lo hubiera) debe tener su propia llave de paso.

En cada casa la instalación puede ser de una manera, pero la normativa exige esta última que acabamos de comentar. Además, se encuentran también la llave de paso general y las llaves de corte independiente, que van a los electrodomésticos que requieren de agua como pueden ser los lavavajillas y las lavadoras.

Las llaves de paso son aquellas que se instalan en las derivaciones horizontales que dividen el reparto de agua hacia los espacios húmedos del hogar. La diferencia entre las nuevas y las antiguas es sus colocación. Las antiguas van pegadas al suelo y las nuevas al techo. En ellas podemos ver la diferencia entre el agua fría y caliente (azul y rojo).

Las llaves de paso abonado son aquellas que establecen el corte general de agua en toda la vivienda. Cada casa dispone de una única llave de paso abonado y se localiza junto al contador de agua.

Por último están las de corte de escuadra, que son las habituales de los aparatos sanitarios, electrodomésticos y fregaderos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*