¿Qué es una fosa séptica y para qué sirve?

Una fosa séptica es una cámara hermética fabricada con fibra de vidrio, PVC o plástico, que sirve para el almacenamiento de aguas negras y grises. Normalmente, está compuesta por dos cámaras. La primera ocupa al menos el 50% del largo total y sirve para acumular la mayoría de los sólidos. El separador entre las cámaras se encargará de prevenir que la espuma y los sólidos escapen. Además, una tubería en forma de T ayudará a reducir la descarga de espuma y de sólidos. Así, el líquido fluye al tanque y las partículas pesadas se van al fondo, mientras que la espuma (aceites y grasas) flotan hacia la superficie. Aunque con el tiempo los sólidos se degradan, la tasa de acumulación es mayor que la de descomposición, por eso es necesario vaciar la fosa cada 3-5 años. Asimismo, es recomendable revisarla anualmente para asegurar su buen funcionamiento porque mantenerla limpia y libre de escombros puede evitar un grave problema. Si se produce un atasco, es posible que las aguas fecales comiencen a salir por el retrete o por los desagües. Por eso, es necesario que tome una serie de pequeñas precauciones que evitarán que el desagüe se atasque como no tirar por el retrete residuos orgánicos (especialmente pelo) y otro tipo de productos como los relacionados con la higiene (como palitos de algodón para limpiar oídos, toallitas para bebé o productos de higiene femenina). Todos ellos pueden deben tirarse directamente a la basura ya que suelen expandirse en contacto con el agua y provocar un tapón en la tubería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*