Causas de los problemas en la red de saneamiento del edificio

El mal olor es una de los principales motivos por los que percibimos los habituales problemas de saneamiento que pueden aparecer en un edificio. Otros motivos por los que se puede detectar este problema es la poca presión del agua o la lentitud del agua en las tuberías.

La clave para evitar problemas de este tipo es el buen mantenimiento, sobre todo por la dificultad de la detección de la avería cuando esta se produce. Los problemas frecuentes en estos casos suelen ser los siguientes:

  • Mal estado de las arquetas. Estas se deterioran con el paso del tiempo y el mal uso. pueden ser de diferentes materiales y deteriorarse con el paso de los años o por un mal uso.
  • Taponamientos en los conductos. El tapón lo causan los desechos que circulan por la red.
  • Rotura de la tubería. Suele darse en edificios o construcciones antiguas. El paso del tiempo hace que se produzcan roturas en algún tramo.

Ten en cuenta estas causa y aplica el consejo del mantenimiento como norma habitual para evitar este tipo de problemas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*