Desatascos en el lavabo: Cómo proceder

El atasco de los lavabos es un problema habitual debido, entre otras cosas, a la caída del pelo, restos de jabón y otra clase de residuos que son arrastrados por el agua. Al final, si no limpiamos cada cierto tiempo o somos más cuidadosos con lo que se va por el lavabo, se acumulan, causando malos olores, y lo que es peor, cortan el paso al agua.

¿Qué hacer cuando nos encontramos con este problema?

Lo primero que debes hacer es ver si hay algo que esté dificultando el paso del agua y quitarlo en caso de que lo haya para que el agua vuelva a fluir sin problema.

Si el problema es que el agua fluye despacio, hay que procurar echar agua hirviendo para ver si acabamos disolviendo los residuos que causan ese atasco.

Si persiste, habrá que tirar del desatascador de goma, con el que realizaremos un movimiento de arriba hacia abajo tras haber colocado agua sobre el lavabo y presionando varias veces.

Con esto debería bastar y si no deberíamos recurrir a productos químicos como disolventes o en última instancia, a la comprobación del sifón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*