¿Cómo prevenir la legionelosis?

Con el verano y la subida de las temperaturas se generan ciertas condiciones propensa a la aparición de la legionella en las tuberías. Esta bacteria se propaga por los tubos a temperaturas que oscilan entre los 25 y los 55 grados y las instalaciones de riesgo son aquellas como los sistemas de aire acondicionado, los filtros, las tuberías de agua sanitaria, grifos de agua caliente, difusores…

Es por este motivo por el que desde la Asociación Estatal de COntrol de Plagas y Vectores Sanitarios (Anecpla), recomienda la utilización de tuberías de cobre para prevenir la posible aparición de esta bacteria.

Son las altas temperaturas las que crean una biocapa de microorganismos que suponen el “escondite” ideal para las bacterias y la inhalación de pequeñas partículas de agua nebulizada contaminada es motivo de contagio en una persona.

Uno de los grandes problemas es que esta bacteria aparezca en instalaciones y crezcan rápidamente con temperaturas que oscilan los 40 grados.

En los últimos años las infecciones por esta causa han aumentado hasta llegar a triplicarse en la última década en toda Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*