Cómo eliminar el mal olor procedente de las tuberías

Los malos olores desprendidos por tuberías es uno de los problemas más comunes de muchos lugares. El olor puede proceder de una sola tubería, el problema es que se extiende y es un olor muy desagradable.

Lo principal que hemos de saber es que no debemos tirar residuos líquidos de ningún tipo (véase por ejemplo el aceite de cocinar) por los desagües o sanitarios, y llevar a cabo una rutina de limpieza de nuestras tuberías. Pero una vez es demasiado tarde y aparece el olor, existen unos cuantos trucos con los que puedes actuar.

  • El sifón: se trata de la parte de tubería que une el desagüe con la misma evitando que se salgan los gases. En ocasiones hay residuos que quedan aquí acumulados. Para evitarlo, quitar el tapón del sifón al menos una vez al mes, limpiarlo, y volver a colocarlo.
  • Solución popular para olores: si no es el sifón, vierte por el desagüe la siguiente mezcla: 500 ml de agua templada, 200 ml de vinagre blanco, y 100 gr de bicarbonato de sodio. Espera 30 minutos y abre el agua caliente.
  • Solución popular número dos: otra cosa que puedes hacer es verter por los desagües un poco de levadura de panadero disuelta en agua, por la noche, y no abrir los grifos hasta el día siguiente.
  • Puedes usar también sosa cáustica diluida en agua (cuidado, es un producto tóxico que ha de usarse con mascarilla y guantes en todo momento).
  • O también algún producto desatascador y limpiador para olores de tu supermercado más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*